A+ A A-

Todos a Una, por el Pacto Educativo

enseñanzamarzo.2017__  Nos encontramos en tiempo propicio para tomar conciencia de la importancia que tiene caminar juntos pues todos estamos implicados a la hora de aportar propuestas significativas para que el esperado pacto educativo. Ofrecemos el artículo firmado por Julia Gutiérrez Lerones, delegada de Enseñanza de la diócesis de Valladolid, en el que propone que dicho pacto se firme conforme a los principios de la libertad y la igualdad.

 

"Todos a una: hacia el posible Pacto de Estado en Materia de Educación"

 

Llevamos un tiempo en que se oyen muchas voces. Algunas son favorables a la libertad de elección de centros educativos y al derecho a ser educado según las propias convicciones, otras lo son menos y otras son contrarias.

    

«Trabajar TODOS A UNA significa trazar intereses consensuados racionalmente para que El Pacto Educativo refleje los derechos de todos»

 

Ante esta diversidad de pensamiento manifestamos que la educación y formación de nuestros alumnos debe estar libre de condicionamientos pues los protagonistas de la educación han de ser las mismas personas, no los intereses sectarios, las leyes o el Estado. Las leyes educativas estarían al servicio de esas y el Estado tendría una función subsidiaria.

 

En estos momentos la cuestión a debate es definir el tipo de educación que queremos para nuestros hijos a la luz del modelo de persona y de sociedad que esperamos construir a través de la educación.


TODOS: padres, profesores, educadores, pensadores, instituciones, asociaciones, políticos, medios de comunicación…, estamos llamados a pronunciarnos y a trabajar en unidad de definiciones y propuestas.

 

Trabajar TODOS A UNA significa trazar intereses consensuados racionalmente para que El Pacto Educativo refleje los derechos de todos, reflexionando objetivamente para definir un camino en que nadie quede excluido pues en sociedades de madurez democrática priman los derechos, deberes y libertades, especialmente el derecho a ser educado según las propias convicciones como viene recogido en la Constitución (arts. 16 y 27).

 

Por tanto, en la vida concreta del centro escolar han de ser bienvenidas todas las asignaturas, incluida la asignatura de religión católica que debería recibir una regulación digna y una carga lectiva semanal digna pues es lo que piden las familias según las estadísticas que cada año muestra la elección de esta asignatura que viene refrendada con porcentajes altos, además de ser elegida libremente (en España el curso 2015-2016 la eligió el 63%; en Valladolid el presente curso el 73,17%).

 

Este es un dato a respetar y valorar porque las familias están indicando cada año que quieren una formación integral para sus hijos que contemple el desarrollo de habilidades y competencias para el mundo laboral, pero que también proponga construir el ser persona humana basada en parámetros de identidad universal; es decir, católica.

 

TODOS estamos llamados a hablar y proponer. Pero a mi modo de ver el mundo laical de la Iglesia católica tiene una palabra obligada, de autoridad moral, a la hora de participar en el debate público, más allá de lo que la Jerarquía de la Iglesia pronuncie. La Jerarquía está presente en el diálogo también de modo subsidiario porque son las familias las que tienen la responsabilidad primaria de cuidar la formación y educación que quieren para sus hijos.

 

Son las familias las que han de señalar los contenidos que desean para que sus hijos alcancen una madurez personal que les haga felices y una madurez profesional que les lleve a afrontar el mundo laboral y social de modo constructivo.

 

Desde esos presupuestos, el llamamiento se dirige a manifestar públicamente la convicción de que la asignatura de religión católica tiene elementos que definen brillantemente el significado y valor de la persona humana, principios, virtudes y valores como los de la Doctrina social de la Iglesia que permiten la construcción de un mundo más humano, justo y mejor y presupuestos didácticos capaces de trabajar según las mediaciones propias de una institución educativa, en un diálogo laico positivo, respetando la justa autonomíadel centro escolar en sus leyes y organización, en su finalidad académica, entablando relaciones de cooperación, colaborando en el buen funcionamiento de centro educativo sea este público, concertado o privado.

 

Estamos en periodo de elección de centros educativos y más adelante tendremos que rellenar la matrícula escolar en la que figura la opción de elegir libremente la asignatura de religión católica, pues ánimo a todos.

«Son las familias las que han de señalar los contenidos que desean para que sus hijos alcancen una madurez personal que les haga felices y una madurez profesional que les lleve a afrontar el mundo laboral y social de modo constructivo»

«Estamos en periodo de elección de centros educativos y más adelante tendremos que rellenar la matrícula escolar en la que figura la opción de elegir libremente la asignatura de religión católica, pues ánimo a todos»

 

 

 

 

Entrevista

rivilla

Iglesia en Valladolid

FE Y CULTURA

EXPOCONEV

Galería de imágenes

flickr1

CANAL TV DIOCESANO

yt-octavario
Noticias sobre

Delegación de Medios de Comunicación Social
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

983 21 79 27 | 670 70 70 77

medios comunicacion social

Departamento de Informática
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.